Personas

A pesar de haber dejado en Grecia todos los juguetes que nos distéis, traemos el coche lleno. Repleto de sentimientos, algunos antagónicos, otros, los mismos que los que nos impulsaron a realizar este viaje, pero multiplicados exponencialmente. Todo viaje tiene una razón de ser, y la nuestra no era otra que llamar la atención sobre una situación que, porque no salga en la mayoría de los grandes medios de comunicación, no deja de estar por resolver. Sigue leyendo