Thessaloniki

Los proyectos también se acaban. Cuando ya no tiene sentido mantener vivo algo cuya razón de ser ya no existe, hay que pararse y repensar. Eso es lo que han hecho desde GBGE (Galdakaoko Boluntarioen Gizarte Elkartea), cuya responsable en la zona de Thessalonika, Gema, ha decidido que es hora de moverse de aquí. La razón es que el trabajo que vienen desarrollando, colaborando con la logística de un almacén y una cocina para personas refugiadas ha perdido su esencia, pues si antes eran cientos los afganos, sirios e iraquíes que malvivían en las calles, ahora apenas quedan unos pocos en estas condiciones en la ciudad.

La cocina con la que colabora Gema es de otra organización, Soul Food Kitchen, quienes han pasado de servir 300 comidas diarias a apenas 120, y cuyos destinatarios son en su mayoría los sin techo de las calles de la segunda ciudad más grande de Grecia. Por ello han resuelto hacer las maletas e irse con su camión a Patras, cerca de Atenas, a colaborar con otra cocina que lleva menos tiempo funcionando.

Esta mañana, además de charlar largo rato con ella, hemos conocido un proyecto que desarrollan ciudadanos griegos en un centro social. Cada día reparten más de 100 comidas entre quienes lo necesitan: griegos, albaneses, búlgaros y kurdos acuden por decenas a tomar la que quizás sea su única comida caliente del día. La gran mayoría de ellos viven en las calles, algunos obligados por las circunstancias económicas que vive el país heleno.

Como no teníamos nada mejor que hacer, hemos colaborado los dos en el reparto de las comidas. Si fuera la temperatura rondaba los 40 grados, dentro de la cocina el calor era insoportabl, pero nos habíamos comprometido a acabar el turno y así lo hemos hecho,  empapados de sudor, literalmente. Hemos reído con Simon y sus historias de marinero, y después de la comida se ha animado junto con otras personas a bailar la danza tradicional griega.

Ha sido un poco agotador, sobre todo por el calor, a lo que sumar que hemos pasado media noche matando mosquitos. Además, algunas de las organizaciones con las que hemos contactado aquí no trabajan este fin de semana, por lo que nos hemos tomado la tarde libre para reponer un poco las fuerzas. Mañana, además de cambiarnos de estudio, no sabemos aún muy bien qué vamos a hacer. Probablemente conoceremos la cocina de Soul Food Kitchen y el almacén, ya os contaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s